ESTA SU CASA

Casa en Colombia

.

¿Por qué invertir en finca raíz?



Inmobigar responde:

Si usted busca obtener una ganancia segura, una opción para su inversión es la vivienda. De hecho en Colombia, el mercado de finca raíz no es volátil, lo que garantiza la estabilidad de la inversión en el mediano y largo plazo. 

Adicionalmente las propiedades se valorizan, por lo cual, al momento de venderlas, se recupera la inversión.  No importa si se trata de un inmueble nuevo o usado, pues en ambos casos se generará rentabilidad. Sin embargo, con el conocimiento y la asesoría necesaria, usted puede obtener mayores utilidades e incluso aventurarse en la adquisición de una vivienda sobre planos, pues el lugar se va valorizando a medida que avanza el proyecto.

En cuanto a la inversión en finca raíz para la renta, es importante mencionar que los rendimientos se verán mensualmente y tendrán un incremento anual seguro: esta figura permite tener asegurada la inversión, obtener una corrección anual que se refleja en la valorización del predio (durante el último año, la valorización promedio en Bogotá fue del 10 por ciento) y disponer de las utilidades generadas por el arrendamiento del inmueble.


Así las cosas, en medio de la incertidumbre económica que vive el país por cuenta de la caída de los precios del petróleo, los inversionistas se enfocan en destinos seguros y estables, como la finca raíz, pues es una de las áreas más estables y seguras en las que se puede fijar la mirada en épocas económicamente complejas.

Hermosa Casa en Cogua

La economía bogotana a través del Observatorio

Crece la construcción en el área metropolitana de Bogotá




Cuando se emprende la búsqueda de un lugar para vivir, muchos optan por un inmueble en las afueras de Bogotá.  Esta decisión se basa en temas como la tranquilidad, precio, menor ruido, medio ambiente, facilidades de movilidad, seguridad y paisaje; lo que se ha visto reflejado en el auge de la construcción de vivienda en los municipios cercanos a la capital.

Sobre el particular, el Observatorio de Desarrollo Económico elaboró un documento sobre el comportamiento de la construcción en Bogotá y sus municipios aledaños, analizando las generalidades de la región y las razones del auge de la construcción y el mercado de la vivienda en dichos municipios.

El documento señala que “Bogotá y la región circundante, tienen amplias perspectivas de transformación hacia el futuro, porque, para los próximos años, se proyecta que la capital será una mega ciudad con una población de más de 10 millones de habitantes y, por lo tanto, la región se consolidará como una de las mayores aglomeraciones a nivel urbano, contando así con un importante atractivo para la inversión, la actividad productiva, el empleo y el desarrollo económico en general”.


El Observatorio de Desarrollo Económico es tajante al señalar que existen factores decisivos que han generado el auge de la construcción en Chía y Cajicá. Es el caso del costo de vida, que es mayor en la capital, lo que unido a la escasez de suelo y a los altos precios de la vivienda, hace que muchos habitantes encuentren en los municipios aledaños una opción que se acomode a sus ingresos.

Es más: el documento resalta que la vivienda en la capital se ha encarecido de tal forma, que sus precios pueden llegar a compararse con las grandes metrópolis del mundo, factor relevante para comprender por qué muchos habitantes bogotanos ven en los municipios aledaños una alternativa para adquirir vivienda.

En cuanto al crecimiento de Chía, el documento indica que hay factores adicionales que explican este crecimiento, como la existencia de magníficos centros comerciales, su vida activa y social, su gran oferta turística, gastronómica y de rumba. De hecho, según el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), en Chía, el área rural edificada ha crecido un 84%, mientras que en Cajicá creció un 107%.

De igual forma, en estos municipios se encuentran prestigiosos centros educativos como la Universidad de la Sabana, Universidad de Cundinamarca, Universidad Manuela Beltrán, entre otras sedes y campus educativos.

De otro lado, el auge de la construcción en Chía y Cota se explica en el hecho de que la denominada vivienda campestre ha mostrado un incremento en la demanda, debido a las ventajas en el costo, pues si el presupuesto familiar es de 700 millones de pesos, en Bogotá se puede adquirir un apartamento de 120 metros cuadrados, mientras que en los municipios aledaños, la vivienda campestre puede alcanzar los 180 metros cuadrados, rodeada de jardines, espacios verdes, aire puro y zonas comunes que permiten disfrutar de actividades deportivas y sociales a las que no se tendría acceso en un edificio promedio en la capital del país.


Finalmente, otro factor importante es el transporte, pues en estos municipios existe un completo y continúo transporte público desde y hacia la capital, además de vías en buen estado para los carros particulares, lo que significa que el desplazamiento entre los municipios y la capital puede oscilar entre 15 y 50 minutos, lo que resulta atractivo para los compradores de vivienda en las afueras de la ciudad.