ESTA SU CASA

Casa en Colombia

.

¿Cómo beneficiarse del nuevo programa ‘Ahorra tu arriendo’ para comprar vivienda?



Esta opción está disponible en el Fondo Nacional del Ahorro (FNA) y aplica para las personas con ingresos entre 2 y 6 salarios mínimos mensuales.

Si usted está pagando cuotas de arriendo muy elevadas, entendemos que quizá la situación sea difícil más cuando los alquileres de vivienda están superando el salario mínimo en ciudades como Bogotá y Cartagena.
De acuerdo con cifras de Fedelonjas, en la que se muestra el panorama del arriendo del país, se identifican cuáles son las ciudades con los arriendos más costosos y cuánto están cobrando. Por ejemplo, para una casa en Bogotá estrato 3 el canon está en $1,4 millones; en 4, $2,2 millones; en 5, $2,6 millones.
En Medellín, los arriendos en estrato 3 se cotizan en promedio en $900.000; estrato 4 $1,3 millones; en 5, $2,6 millones. En Cartagena, capital de Bolívar, los costos están entre $1,2 millones para el estrato 3 hasta $2,3 millones en estrato 5.
Precisamente, pagar arriendos por las nubes hace que muchas personas vean difícil tener una vivienda propia. Ante esta situación, el Fondo Nacional del Ahorro (FNA) lanzó el programa de ‘Ahorra Tu Arriendo’ para que miles de ahorradores que tienen sus cesantías en esta entidad puedan ser propietarios de vivienda. Solo se necesita diligenciar un formulario y radicar los documentos para la solicitud. Así se puede obtener el beneficio de financiar el 100% de la vivienda nueva o el 95% de una casa o apartamento usado.
Más ventajas
El programa fue anunciado por el presidente Juan Manuel Santos al finalizar el congreso de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), donde explicó que las personas podrán comprar una vivienda bajo la modalidad del arriendo con opción de compra o leasinghabitacional.
Beneficios
  • Financiación de hasta 30 años lo que permite al comprador un mayor monto de crédito y menor valor de la cuota
  • Ahorro en gastos de estudio de crédito, estudio de avalúos y títulos, asumidos por el FNA
  • Seguro de desempleo, con cobertura de hasta 12 mensualidades en caso que pierda su trabajo (aplican condiciones del producto). Además, coberturas de:
  • Seguro de vida grupo deudores
  • Seguro de incendio grupo deudores
Puede aprovechar el programa de subsidios del gobierno nacional, ‘Mi Casa Ya’:
Si los ingresos están entre 2 y 4 salarios mínimos, el subsidio es de 20 salarios mínimos mensuales vigentes. Ingresos a 2017 entre $1.475.434 y $2.950.868. El subsidio es de $14.754.340.
Mi Casa Ya - Cobertura a la tasa:
Si la vivienda nueva está entre los  $51.640.190 y los $99.591.795 (70 a 135 salarios mínimos), la cobertura será de 4 puntos.
Si la vivienda está entre los 99.591.795 y los $365.169.915 (entre 135 y 435 salarios mínimos mensuales) la cobertura será de 2,5 puntos.
Tasas

Fuente: FNA
Fuente de la noticia: Finanzas Personales 

¿Vivienda nueva o usada?



El gobierno nacional viene promovido una serie de políticas tendientes a ampliar el número de propietarios de vivienda.  De hecho, el 1 de febrero pasado comenzó a operar el programa Mi casa ya, que consiste en un apoyo para el pago de la cuota inicial y en un subsidio del crédito que financie la adquisición de vivienda nueva cuyo precio oscile entre 93 y 231 millones de pesos.

Sin embargo, al momento de tomar la decisión de adquirir un inmueble, surge un dilema: ¿qué es mejor, comprar vivienda nueva o usada? La respuesta a esta pregunta no es radical, pues ambas posibilidades tienen beneficios y desventajas para el comprador.  Así que, antes de tomar la decisión de cumplir el sueño de la vivienda propia, analice con cuidado los puntos a favor y en contra.


Para los expertos, la vivienda usada es una excelente alternativa, pues en el mercado existe una gran variedad de ofertas de todos los precios y condiciones. Así mismo, los tiempos de entrega son mucho más rápidos y además requiere menos trámites.  De igual forma, la propiedad usada mantiene un diferencial cercano al 30 por ciento en el precio, con respecto a una propiedad nueva, lo que permite no solo adquirir un inmueble de mayor tamaño o de mejores características, sino que facilita la disponibilidad de recursos para la adecuación de la propiedad, de acuerdo a las necesidades o gustos del comprador.

De otro lado, los expertos coinciden en afirmar que, en muchos casos, las viviendas usadas tienen muy buena ubicación, porque se construyeron cuando había más espacios en la ciudad. Sin embargo, si la casa tiene más de 30 años, algunos especialistas recomiendan una asesoría detallada, pues las remodelaciones o posibles problemas de drenaje o de instalaciones eléctricas pueden superar el presupuesto.

Finalmente es importante mencionar que a pesar de los detalles que pueden tener las viviendas usadas, y de ser menos modernas en términos de materiales, a veces son más seguras y funcionales, pues la gente ya las usó, ya hizo las reparaciones respectivas y ya se sabe qué funciona y qué no.


En cuanto a la vivienda nueva, los expertos señalan que el precio negociado desde el comienzo se mantiene hasta cuando la vivienda está lista, por lo cual, cuando la obra concluye, el valor comercial del inmueble generalmente se ha incrementado, lo que representa una ganancia por la valorización. De igual forma, al adquirir un inmueble nuevo, se pueden obtener tasas de interés más bajas en el mercado y las cuotas pueden resultar similares o inferiores a los cánones de arriendo. Adicionalmente, el comprador no debe desembolsar todo el dinero de una vez, ya que la cuota inicial se paga por partes, durante el tiempo que demore la construcción.

Aunque las viviendas nuevas suelen ser pequeñas, los espacios son utilizados eficientemente. De hecho, la propiedad para estrenar puede ser parte de un complejo urbanístico moderno y con mayores amenidades en servicios, vigilancia y seguridad.


Finalmente, las viviendas nuevas requieren de poco mantenimiento durante los primeros 10 años de vida, pero es común que en los primeros meses de habitarla surjan detalles en los muros, techos o en alguna instalación. Estas imperfecciones se llaman vicios ocultos y cada desarrolladora tiene su proceso de control de calidad. 

A la hora de comprar vivienda… ¡Ojo con estas claves!



En  Inmobigar queremos brindar una asesoría integral a los compradores de finca raíz. Por esta razón, acompañamos el proceso paso a paso, para la selección del inmueble que se ajuste a las necesidades y posibilidades de cada comprador.

Resulta fundamental determinar el precio del mercado de un inmueble nuevo o usado. Por tal motivo, es importante conocer el avalúo para llegar al precio justo y real de la propiedad, que es suscrito por peritos certificados por el Registro Abierto de Avaluadores.  Sobre el particular, es importante asegurarse que el inmueble está avaluado por profesionales registrados en dicha entidad.

Existen dos clases de vivienda: VIS y NO VIS. La Vivienda de Interés Social (VIS) es aquella que desarrolla la compra de inmuebles para hogares de menores ingresos que no superan los 4 Salarios Legales Mínimos Vigentes (SMVL) y el valor máximo de la vivienda que se quiere comprar no debe superar los 135 SMVL. La vivienda NO VIS es aquella donde los interesados tienen ingresos mayores a los 4 SMVL y el precio de la vivienda supera los 135 SMVL.

Es necesario revisar que el inmueble elegido esté libre de embargos, hipotecas o contratos de arrendamientos.  De igual forma, resulta útil constatar que las características de la vivienda no van a obligar al nuevo propietario a invertir en arreglos o poner en riesgo su inversión.

Antes de comprar, investigue sobre los cimientos de la construcción: pregunte quién fue el profesional que elaboró el estudio de suelos e indague sobre el tipo de cimentación de tal manera que se confirme el cumplimiento de las normas de sismorresistencia. Así mismo, si es una vivienda nueva, averigüe los antecedentes del constructor, sus proyectos anteriores y la confiabilidad que brinda.

Son dos etapas de pago en el proceso de compra. El primer pago es un desembolso cercano al 30% del valor total del inmueble y el segundo corresponde al 70% restante.


Cuando se realizan los trámites de compra de vivienda, se presentan algunos gastos adicionales que el comprador deberá asumir, como trámites de escrituración, notaría o algunas adecuaciones para mejorar el bienestar de los nuevos propietarios.

Millennials están cambiando el sector inmobiliario, aquí la razón



Los baby boomers, la generación X, la generación silenciosa… todas han tenido su momento, pero ahora ha llegado la hora de la generación del milenio, aquella que creció en los inicios de la comunicación digital, del internet, la telefonía móvil y redes sociales; la cual no sólo revolucionó el mercado tecnológico, también el sector inmobiliario.
La generación millennial son aquellos que hoy tienen entre 25 y 35 años, y suman unos 28 millones de personas en México y se calcula que en 2026 representarán 75% de la población económicamente activa.
Por este motivo, Adolfo Zavala y Ricardo Tinajero, socios fundadores de Expansive, una plataforma de  crowdfunding inmobiliario, explican las razones por las que esta generación está revolucionando a la industria de los bienes raíces:

Buscan su próxima casa a través del Internet:

Los millennials han dejado atrás la búsqueda en periódicos y cada vez es menos común que contacten a agencias inmobiliarias para concretar citas o solicitar informes. Para ellos, lo más lógico es iniciar su búsqueda a través del Internet o de aplicaciones.

Buscan movilidad

Están interesados en vivir en grandes ciudades donde puedan estar cerca de su trabajo y de centros de entretenimiento. Una encuesta de Principal Financial Group revela que entre las prioridades del presupuesto para los millennials están la hipoteca en 65% de los casos, la comida para 38% y el auto en 30%

Invierten en tecnología

La industria inmobiliaria no es ajena a esta revolución tecnológica del crowdeconomy y el Real Estate Crowdfunding ha emergido como una excelente oportunidad para los millennials que buscan invertir en el desarrollo de bienes raíces.
Del crowdfunding inmobiliario se sabe que a nivel mundial existen más de 700 plataformas de inversión en inmuebles por medio de fondeo colectivo y, tan sólo en México, 80 nuevas empresas de Fintech surgieron en los últimos 10 meses, posicionando a nuestro páis como líder en Latinoamérica; esto, según datos del Fintech Radar México desarrollado por Finnovista.
El camino de la transformación digital dentro del sector inmobiliario apenas está comenzando. El uso de Internet está logrando una revolución que continúa desarrollándose y aportando nuevas posibilidades cada día.